Narciso (Soneto dedicado a Bob Dylan)

 

NARCISO

 

Pobre de ti, Narciso endemoniado,

víctima de arrumacos y de fobia;

pobre de ti, payaso inveterado

monaguillo de fiel misa sin novia.

 

Robaste a San Antonio su costado,

hincaste el diente en viaje por la noria,

volviste a mancillar el nombre amado

rebasando entre escrúpulos y euforia.

 

Llevas en las solapas incrustada

la flor de la camelia de tu vida,

la marca en el orillo desgastada,

 

señuelo en la chaqueta apolillada

y un hedor fracasado en la partida

que embriagó a aquel que nunca ganó nada.

 

 

 

 

 

 

Publicado en Premio Consuelo 

Lu

 

Este soneto lo escribí varios años y lo publiqué en varios blogs, entre ellos el del diario El País y el mío de entonces, antes de ser hackeado y con mucha anticipación a que el pro-sionista Bob Dylan ganara el Premio Nobel de Literatura, con verdadera anticipación profética por su soberbia (fue a retirarlo a regañadientes).

Hoy, tras los escándalos conocidos en la Academia Sueca, nos hemos quedado sin referentes. Parece a posta, que la debacle llegara por las mismas mujeres que salieron a denunciar abusos antiguos en los diarios, sin mostrar más prueba que su palabra, violentando el principio de presunción de inocencia.

Cuando la política se mete en la Literatura, tal como ha venido sucediendo durante décadas, nos quedamos sin referentes.

Por estos motivos y otros que me reservaré a círculos más íntimos,  no me gustan los premios.

Desde que comencé a publicar en las redes en mi blog Premio Consuelo (2007)  decidí no participar ni alentar los premios literarios (salvo alguna burla a algunos de los jurados que dan más vergüenza que deleite y que mandé insidiosos microcuentos o poemas, con el afán de burlarme de sus juicios de valor. Algún día contaré esa historieta).

Los poetas que compiten me parecen mercenarios. Mucho más que los atletas que así lo hacen, porque estos últimos tienen una justificación económica y sus resultados son apreciables cuantitativamente.

Quisiera creer que ser poeta es más que escribir versos más o menos interesantes y con una técnica no siempre precisa. Es -debería ser- un modus vivendi y operandi. 

 

Un poema de Premio Consuelo (año 2007)

 

Comparto el poema porque nunca lo subí a este blog:

 

Teratología del poema

 

                           Obra pictórica: René Magritte. “Descubierta”,  1927

 

 

Pongo esmero en buscar

la palabra ideal,

bálsamo o teofanía,

para cerrar un poema trashumante.

Intento por ahí:

“avispero”, “vesanias” o “zozobra”.

Todos queremos descubrir una:

la última palabra que nos nombre,

como encuentran los pintores

una imagen de mujer pantera.

Sabemos que morirá con el idioma,

y no obstante,

ansiamos salir victoriosos

de la batalla inútil,

e instamos vanamente su conquista.

Veces hay, en que tropezamos

con otro poeta anterior

que usó una misma palabra:

“una flecha”,

para su final apoteósico.

Sentimos entonces,

el oprobio de la ofensa,

una mutilación.

Semejante orfandad de filigranas

nos bautiza con prístino desdoro.

Le da una cachetada a la soberbia,

a ese autócrata pontífice del verso

que creímos ser

y nos regodeaba en falsas latitudes.

 

Pudo haberlo dicho, Jaroslav, el Sabio:

La creación es fruto comestible

que parte de semilla en arados campos,

y se vuelve semilla

que el viento

en exordios tempestuosos

desbarranca.

 

Un cierre repetido

es una contienda con su génesis.

Créeme, lector:

La última palabra es el poema,

y el poema requiere una teratología

de caza de brujas.

 

 

Azeite pra Garotos Podres

garzon verbitski

 

 

Azeite pra Garotos Podres

 

Oi, tudo bem com você?

 

La chomba tenía el perfume

del hombre cascado en la boda.

Barato rematan los sueños

que hieden en rancias botellas.

Portaba en su lengua una espada,

de esas que cortan el viento.

Su danza ni bella ni tosca

tornaba cansada del duelo.

Crepitan aún sus estigmas,

impuestos sobre una partida.

Sus manos agitan untuosas

colectas de misa de gallo.

Prosperan las fuerzas del hombre

si alcanza una voz femenina

y queda morando en la bruma

solo una pregunta en su día:

Oi, tudo bem com você?

 

 

 

 

 

Poema dedicado a los niños, niñas y adolescentes abusados sexual y emocionalmente por las redes de trama mafiosa del fútbol, política, acceso carnal con menores -impedidos de consentir libremente en razón de edad, drogas, armas, encubrimiento y  muerte sospechosa, a cambio de prebendas económicas y garantía de impunidad, que por su estado de pobreza (sin perjuicio de su minoridad) no podían resistir.

Lo que está sucediendo en Avellaneda, no es algo casual. Hace años que vengo denunciando estas organizaciones ilícitas protegidas por ausencia de Justicia.

En los últimos 35 años, reclamo como abogada la instalación de Departamento Judicial propio para mi distrito: Avellaneda.

La corrupción, que al fin logré denunciar el pasado jueves (imposible antes porque no solo iba a parar al cajón de basura sino que causó amenazas, aprietes, persecuciones y toda la parafernalia de los tiranos enquistados durante 35 años en el poder provincial), tuvo su sostén en España. Un exjuez español y un director artístico de un canal de capitales también españoles fueron denunciados.
Ahora que los fiscales cuentan con la posibilidad de habilitar las escuchas telefónicas, será un placer verlos condenados por su perversión y por la mala praxis.

La agencia EFE me solicitó una entrevista que di el día previo a la denuncia ante la UFI 1, y que no fue publicada pero de la cual los funcionarios tomaron buena nota.

Espero ser citada como testigo.

Mañana marchamos contra la impunidad y los jueces cobardes.

 

 

 

garzon