Técnica mixta

Técnica mixta:

Cuanto creíste que iba a terminar el odio

y abriste el picaporte de la vida serena,

olvidando la quemadura y el picor de la ortiga,

se encendió la fogata de aquellos

que avivan su rencor en las cenizas,

como es habitual

en estos tiempos infames.

A traición te estoquearon

los que muerden el anzuelo de la guerra,

y acedan, a precio módico,

contra viento y marea,

el oleaje de la paz de los viñedos.

No aspires al equilibrio de los santos

en la inmemorial crueldad de los tiranos.

Hay un tramado tibio y venturoso

que no pueden gozar sin sus manjares

servidos en el plato de los reyes,

sobando sus espaldas con minutas

freídas en la grasa de sus pares.

Que hubiera sido de la literatura

sin esos alicates,

alimañas

que mutilan la luna

con ácidos de insomnio/ cautiverio

Que hubiera sido sin esta transparencia

ariete de la cuña del eclipse,

sin el estafador,

sin esos ciegos,

que aspiran a llenar sus billeteras

con bruscos mecanismos por consigna.

Qué hubiera sido del grado coactivo,

la ilusión necesaria,

el nombre deletreado,

sin tanto nocturnal que se desploma

como un fantasma de metal

con puntos suspensivos en la diáspora.

Las conjeturas potenciales

deben ser permutaciones vacías

cubiertas de misterio

para estos animalitos de Dios,

que prosperan como hongos venenosos.

En la causalidad está el indicio

de fúnebre sequía cuando llueve.

 

 

 

 

Publicado en Cruzamientos y Aspavientos

2 pensamientos en “Técnica mixta

Los comentarios están cerrados.