gracias, gracias, gracias

Tengo que dar las gracias.

La vida fue muy generosa conmigo.

Tengo un hijo maravilloso que respeta a su mamá y, por ende, a todas las mujeres.

Próxima a cumplir 62 años sigo estudiando, trabajando, bailando, escribiendo, viajando y riéndome mucho.

Hice mi carrera rodeada de hombres generosos, que me apoyaron en aquello que estuvo a su alcance y me enseñaron a ser mejor en todo sentido.

Nunca sufrí violaciones ni abusos deshonestos.

Si alguna vez padecí bullying de parte de gente que no me conocía fue por razones políticas de atropelladores seriales y tuve la fuerza para enfrentarlos, vencerlos y superar ese trance.
Creo en la Justicia Divina.

Las personas que conozco
me trataron mucho más que bien, aunque la convivencia haya sido difícil sé que me aman y los amo.

No es el momento adecuado para decir esto, porque la moda es defenestrar a todo varón por el hecho de serlo y la Mátrix es que la sociedad nos separe y discrimine bajo la etiqueta de débiles o víctimas.

Conmigo las #MeToo que no cuenten sino para recurrir a la Justicia y poder esclarecer sus casos (que no niego que existan, pero no son la mayoría).

El efecto contagio es muy fuerte.
Ojalá se contagie también la buena fe, la alegría, el espíritu agradecido, el respeto a las instituciones y leyes y sobre todo a las familias involucradas en circos mediáticos, y algo más olvidado por la turba vengadora por culpa de un colectivo de abogados y jueces que piensan más en su salario y en no contribuir a la sociedad con impuesto a las ganancias que en el cumplimiento de las normas constituciones y la DIVISIÓN DE PODERES que garantiza el Estado de Derecho.

Si tuviste una mala experiencia, tenés toda mi solidaridad y mi colaboración.

Si sos (o eres) de las privilegiadas que creemos que el odio es disruptivo y no construye historia, compartamos.

fiesta lucila 9 !!!fiesta lucila.jpg

fiesta lucila 8 Lu !!

Abrazos.
Lu

8 pensamientos en “gracias, gracias, gracias

  1. Eres genial, amiga, y estoy totalmente de acuerdo contigo. Ojalá que este mundo cambie por que vamos a un caos total creado por nosotros mismos. La belleza precisamente está en esa diferencia de hombre mujer cada uno con sus cualidades
    y merecido respeto . Me encanta como eres y Dios te bendiga siempre. Precioso tu hijo. Mi abrazo fuerte de Navidad y de siempre.

    Le gusta a 1 persona

    • Mil gracias, Julie.
      Estuve ocupada en las últimas semanas. Edité mi sexto libro “Enfundá la mandolina”. Es un enorme trabajo, tú lo sabes muy bien, pero hay que esforzarse para no dejarles la voz propia a los que se consideran dueños de la selección de las expresiones humanas y manipulan con debates arbitrarios y escandalosamente uniformes, repugnantes al Estado de Derecho.
      No hay que retroceder. Somos diferentes y nos encanta, y en eso radica admitir que cada cual haga lo que le apetezca en un marco legal justo.
      No me extendí mucho por aquí sobre el tema, pero me enfurece que estas activistas de una progresía decimonónica se arroguen el criterio único, como si viviéramos en una sociedad fascista y ellas fueran paladines de la revolución.
      Revolucionarias que acabarán coartando más libertades que sus antagonistas.
      Y dado que los medios masivos no ayudan, puesto que les encanta el morbo y el poder y se quieren constituir en juzgados populares, cada mano que se alza es una resistencia de las que somos feministas de verdad, y reclamamos igualdad de derechos y oportunidades.
      El resto es circo (sin pan, lamentablemente, porque cada día hay más pobreza en el mundo).

      Le gusta a 1 persona

      • Cuantas verdades en tu respuesta Lu. Pienso exactamente igual que tú y si seguimos así vamos por muy mal camino. Te felicito por tu nuevo libro que me encantaría leer. Y deseo que seas reconocida y tu voz se escuche en en el mundo. Me encantaron las fotos que pusiste. Mi abrazo fuerte fuerte.

        Le gusta a 1 persona

        • Querida, Julie:

          Como tú eres una grande, sabes lo dificultoso que significa para una outsider como yo, con muy poquitos amigos en el mundillo literario, llegar al reconocimiento no digo masivo sino de los pares, que a veces, y como un único gesto condescendiente te suman a su facebook porque saben que eres de las pocas personas que leerán sus poemas compartidos, que no pertenecen a su ejército de aduladores.
          Sin embargo, todo esfuerzo que hagamos para que no se calle nuestra voz poética y narrativa es pequeño.
          Y cito a Borges en su Evangelio apócrifo: “Nuestro deber es edificar como si fuera piedra la arena.”

          Abrazos, y aprovecho para desearte felices fiestas.
          Lu

          Le gusta a 1 persona

          • Lu, gracias, me subes demasiado alto, pero yo no me considero grande, soy una hormiguita libre, independiente, aislada que miro al mundo desde mi pequeña, y muy humilde ventana, y sí, camino siguiendo a Borges, y veo cómo lo que edifico, se lo lleva el viento, pero me gusta el mar aunque soy de tierra adentro y como los niños hago castillos en la arena… Recuerda lo él también decía: “si nos enfrentamos a alguien, es probable que acabemos adoptando sus mismas estrategias de defensa” por eso no me gustan las redes sociales son como arroyuelos que nunca llegan al mar. No me gusta facebook ni twiter etc.. Pero mi voz tampoco se calla, me puede la poesía y ahí me encontrarás siempre.
            Yo sé que tú triunfarás, llegarás a los demás, tus ideas son claras, y lo más importante: justas.
            Te mando mi abrazo y cariño y te deseo muy felices NAVIDADES.

            Le gusta a 1 persona

            • Te agradezco enormemente estas palabras.
              La literatura es inagotable, aunque tarde o temprano sus fieles nos terminamos encontrando y abrazando aún a la distancia.
              Feliz Navidad, Julie. Que disfrutes de tu vida cada día. Ese es el verdadero triunfo que se puede anhelar: paz, felicidad y amor a destajo.

              Le gusta a 1 persona

  2. Es penoso tener que decir a éstas alturas de la vida, gracias por atreverte a expresar una opinión así. Cuando como bien has dicho, hoy en día parece estar de moda juzgar a todos los hombres por igual. 👍

    Le gusta a 1 persona

    • Tenemos que empezar a levantar la voz contra estos atropellos de nuestro propio sexo (o género, como prefieren llamarlo) porque estamos asistiendo a un espectáculo que terminará con la pérdida de los derechos que tanto nos costó conseguir, por cuatro descerebradas que confunden abuso y violación con naturaleza masculina y femenina.

      Por otra parte, hoy leí que Miss España, la trans Ángela Ponce, si es que es trans porque no lo sé con certeza, tiene muchas posibilidades de ganar el concurso de Miss Mundo.
      Sea o no trans, es una bajeza más que se organiza desde un concurso que siempre fue hostil a las mujeres reales y creó conciencia de imagen antes que de virtud.
      Gracias, Ivan.
      Espero que mis palabras puedan llegar a todas partes, pero no tengo el patrocinio de las ONG que dicen defendernos.

      Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.