A los jóvenes poetas y escritores principiantes

 

Hola, camaleones:
Gracias por estar aquí.

Nos ilusiona pensar que estamos abriendo un camino y ayudar al desarrollo de la creatividad.

Nosotros no dudamos de tu talento, leeremos tus escritos con gusto. Sin embargo, un poema o un relato suelto no coincide con el formato que hemos previsto para El camaleón fatigado.

No seleccionamos contenidos ni censuramos ideologías, lo que hacemos es mostrar una docena de autores (ya tenemos catorce extraordinarios camaleones para la primera edición especial) por mes, que han publicado sus libros en formato papel, en editoriales que no se ocupan de la distribución o si lo hacen son pequeñas empresas que no ingresan al sistema corporativo de las grandes cadenas instaladas.

Damos un contacto con el legítimo dueño de los derechos, con el objeto de incentivar la  venta directa, de que se los entreviste, nos familiaricemos con ellos.

Nos parece fundamental regresar al libro objeto, esa imprescindible tecnología en papel -con la prudencia que exige el cuidado de la ecología ambiental, porque no se edita para destruir el sobrante de mercado sino para compartir la obra con los lectores. Esperamos que los autores se lean entre sí, se vinculen y tengan sus propios sitios de distribución, que les permita un sano ingreso por sus ardua tarea. Nuestra meta es crear una cultura que escape de las reglas comerciales que nos vienen impuestas desde tiempos ancestrales.

De lo contrario, la merma de venta de libros que afectó a todos por igual, perjudicaría aún más a los escritores independientes si seguimos apoyando librerías masivas en la red, con sus ofertas de múltiples rubros.

Una distribuidora  paga el 10% de los derechos de tapa.  El creador deduciendo sus costos podría conseguir un porcentaje muchísimo mayor.  De esta manera se abaratan los precios -salvo por los gastos de envío, obviamente- pero también vamos a desarrollar productos e ideas para las distribuciones locales, evitando intermediarios, a medida que avancemos en el proyecto.

Nos encantaría que visitases nuestras páginas y redes sociales, que  promocionases nuestra revista de corazón, como la hacemos nosotros, sobre todo porque no cobramos a los participantes, no pedimos suscripción alguna para leerla, y pese a que parece simple, es muy dificultosa de realizar y de difundir en esta gran carretera informática donde el ser efímero es la consigna más duradera.

Estamos brindando una información valiosa que abarca el espectro de  principiantes a consagrados.

Tenemos un patrocinante -empresa familiar- porque la publicidad es cara, y nobleza obliga, le haremos una entrada a quienes deseen colaborar económicamente para el sostén de la revista.

Sobre los poemas sueltos, hay miles de blogs, cientos y cientos de foros y una apreciable cantidad de revistas digitales y en papel prensa que los incluyen.

Las recibo, hasta hemos participado en varios. La calidad de la edición es muy buena. Sin embargo, los poemas y relatos compartidos a menudo nos obligan a pensar que sería mejor no formar parte de esa legión, porque son en su mayoría textos similares a los de aprendizaje escolar.

Los jóvenes que nacieron después del comienzo de la era  tecnológica más sencillo el panorama.  Captan público con mayor facilidad. Las herramientas del conocimiento abundan.

No deberíamos aconsejar a nadie, porque los consejos hieden. Y sobre todo, cuando uno es una persona efervescente y quiere tirar por la borda los métodos tradicionales del aprendizaje.

No obstante, lo haremos y pagaremos el precio de los educadores, los eternos devaluados de la historia del arte:

Lee. Estudia. Haz talleres. Escribe. Destruye. Reúne tus poemas o relatos. Púlelos. Corrígelos. Exprímelos. Retuércelos. Pide opiniones a personas que no te adulen por compromiso y que admires por convicción. No las tomes en cuenta si tu instinto te indica lo contrario. Sé firme en tus convicciones.  Elige con solicitud un título. Cámbialo diligente si hace falta. Prepárate para la pelea. Actúa con precaución hasta que te sientas seguro, contrata una editora de tirada pequeña, elige un bonito  diseño de tapa a posta para tu libro, que deberá llevar la debida inscripción en los registros internacionales.
Y cuando lo tengas listo nos envías por correo electrónico los datos que pedimos en nuestra  página.

Te prometo que tendrás tu espacio y eso dará visibilidad de mayor prestigio a tu esfuerzo personal.

Abrazos camaleónicos.

Lu