Archivo | febrero 2018

A mis apreciados compas de WordPress

Como habrás notado, estuve recogiendo las entradas preparatorias de nuestra revista El camaleón fatigado, a fin de que pudieran ser ubicadas con facilidad en los buscadores.

La mejor presentación es el material que habla por sí solo y que publicaremos el 1 de marzo, con una breve editorial y un agradecimiento a la empresa patrocinante.

Pido disculpas, por la cantidad de ingresos que hice en un día y, espero, volver a la normalidad poética en breve.

Un abrazo grande a todos los seguidores, que me deleitan con sus exquisitas entradas.

 

 

 

Lu 20171212_225249.jpg

 

 

 

 

Nueva convocatoria

Para los nuevos amigos compartimos de nuevo el modo de participación para el mes de abril, para el que ya tenemos tres autores confirmados.

En la edición de marzo (que aparecerá el lunes en nuestro blog:  https://elcamaleonfatigado.wordpress.com superamos nuestra expectativa y presentaremos una edición especial. Sin embargo, comenzamos a agendar autores para la siguiente edición, en retribución a la confianza que nos otorgan.

Muchas gracias a toda la comunidad de autores del nuevo milenio.

Es un cambio de paradigma. No merma la calidad, habrá que conectar con los lecto-creadores de otra manera.

En el siglo pasado, decíamos que el lector completaba la obra con su interpretación, hoy podemos afirmar que no solo la completa sino que la continúa con su propia voz, como si fuera una corriente eléctrica que atraviesa un cable que no se corta. Y lo mágico de esta cuestión es que tendrá tantas bifurcaciones como quienes beban de esa fuente, recreando la acción y el poder de la literatura.

Nosotros los difundimos y los vinculamos.

Abrazos camaleónicos.

 

 

A los jóvenes poetas y escritores principiantes

 

Hola, camaleones:
Gracias por estar aquí.

Nos ilusiona pensar que estamos abriendo un camino y ayudar al desarrollo de la creatividad.

Nosotros no dudamos de tu talento, leeremos tus escritos con gusto. Sin embargo, un poema o un relato suelto no coincide con el formato que hemos previsto para El camaleón fatigado.

No seleccionamos contenidos ni censuramos ideologías, lo que hacemos es mostrar una docena de autores (ya tenemos catorce extraordinarios camaleones para la primera edición especial) por mes, que han publicado sus libros en formato papel, en editoriales que no se ocupan de la distribución o si lo hacen son pequeñas empresas que no ingresan al sistema corporativo de las grandes cadenas instaladas.

Damos un contacto con el legítimo dueño de los derechos, con el objeto de incentivar la  venta directa, de que se los entreviste, nos familiaricemos con ellos.

Nos parece fundamental regresar al libro objeto, esa imprescindible tecnología en papel -con la prudencia que exige el cuidado de la ecología ambiental, porque no se edita para destruir el sobrante de mercado sino para compartir la obra con los lectores. Esperamos que los autores se lean entre sí, se vinculen y tengan sus propios sitios de distribución, que les permita un sano ingreso por sus ardua tarea. Nuestra meta es crear una cultura que escape de las reglas comerciales que nos vienen impuestas desde tiempos ancestrales.

De lo contrario, la merma de venta de libros que afectó a todos por igual, perjudicaría aún más a los escritores independientes si seguimos apoyando librerías masivas en la red, con sus ofertas de múltiples rubros.

Una distribuidora  paga el 10% de los derechos de tapa.  El creador deduciendo sus costos podría conseguir un porcentaje muchísimo mayor.  De esta manera se abaratan los precios -salvo por los gastos de envío, obviamente- pero también vamos a desarrollar productos e ideas para las distribuciones locales, evitando intermediarios, a medida que avancemos en el proyecto.

Nos encantaría que visitases nuestras páginas y redes sociales, que  promocionases nuestra revista de corazón, como la hacemos nosotros, sobre todo porque no cobramos a los participantes, no pedimos suscripción alguna para leerla, y pese a que parece simple, es muy dificultosa de realizar y de difundir en esta gran carretera informática donde el ser efímero es la consigna más duradera.

Estamos brindando una información valiosa que abarca el espectro de  principiantes a consagrados.

Tenemos un patrocinante -empresa familiar- porque la publicidad es cara, y nobleza obliga, le haremos una entrada a quienes deseen colaborar económicamente para el sostén de la revista.

Sobre los poemas sueltos, hay miles de blogs, cientos y cientos de foros y una apreciable cantidad de revistas digitales y en papel prensa que los incluyen.

Las recibo, hasta hemos participado en varios. La calidad de la edición es muy buena. Sin embargo, los poemas y relatos compartidos a menudo nos obligan a pensar que sería mejor no formar parte de esa legión, porque son en su mayoría textos similares a los de aprendizaje escolar.

Los jóvenes que nacieron después del comienzo de la era  tecnológica más sencillo el panorama.  Captan público con mayor facilidad. Las herramientas del conocimiento abundan.

No deberíamos aconsejar a nadie, porque los consejos hieden. Y sobre todo, cuando uno es una persona efervescente y quiere tirar por la borda los métodos tradicionales del aprendizaje.

No obstante, lo haremos y pagaremos el precio de los educadores, los eternos devaluados de la historia del arte:

Lee. Estudia. Haz talleres. Escribe. Destruye. Reúne tus poemas o relatos. Púlelos. Corrígelos. Exprímelos. Retuércelos. Pide opiniones a personas que no te adulen por compromiso y que admires por convicción. No las tomes en cuenta si tu instinto te indica lo contrario. Sé firme en tus convicciones.  Elige con solicitud un título. Cámbialo diligente si hace falta. Prepárate para la pelea. Actúa con precaución hasta que te sientas seguro, contrata una editora de tirada pequeña, elige un bonito  diseño de tapa a posta para tu libro, que deberá llevar la debida inscripción en los registros internacionales.
Y cuando lo tengas listo nos envías por correo electrónico los datos que pedimos en nuestra  página.

Te prometo que tendrás tu espacio y eso dará visibilidad de mayor prestigio a tu esfuerzo personal.

Abrazos camaleónicos.

Lu

Un camaleón lejos del cautiverio

La convocatoria y el interés que ha demostrado nuestra comunidad, nos sorprende gratamente.
Ya hemos llegado al tope de autores previstos para el lanzamiento. Estamos considerando para el primer número una edición especial. Veremos si es posible.
Lanzamos en marzo porque aspiramos a tener la mayor difusión en las redes y queremos ampliar nuestros círculos, para que la idea prospere.
Estamos liderando este nuevo proyecto para dar cabida a autores noveles, alentándolos a que editen sus obras (siempre que asiado en el criterio de selección las editoriales tradicionales. Así como publican joyas de la literatura y maestros contemporáneos del arte tienen títulos infumables. Nos consta.
Una cosa no tiene que ver con la otra. Todo puede ser útil a la hora de descubrir la belleza literaria.
Se trata de mostrarla. Los gustos pueden ser diversos. Sin embargo, lejos de quienes se lamentan por la invasión tecnológica, apostamos a ellas para difundir obras a nivel internacional y unirnos en una lengua rica y luminosa con la integración de sus regionalismos.
Y además del disfrute que nos proporciona, siempre cabe la posibilidad de encontrar en este pajar el ojo de aguja del genio que leerán nuestros descendientes.
Lu Folino Avellaneda

¡Qué grande, Fran!

 

 

Agradecemos al poeta y editor español  Francisco Cenamor que nos incluyera en el catálogo de revistas literarias plurinacionales en su concurrido y muy recomendable revisa digital de poesía.

 

 

https://franciscocenamor.blogspot.com.ar/2008/05/catlogo-de-revistas-literarias.html

A por ellos, camaleones.

Hola camaleones:
Estamos trabajando activamente en la revista que lanzaremos, como saben, en marzo de este año.
Ya tenemos 8 autores confirmados.
A los visitantes les gustará encontrar personas reales para contactarlas si deciden la compra. A los creadores les proveemos un sitio gratuito para difundir sus obras y poder comercializarlas directamente con los adquirentes.
No promocionamos libros de descarga digital, porque nos excede, somos pocos haciendo esta patriada de corazón y este espacio es completamente gratis para los interesados de uno u otro lado del mostrador. Si llegan mecenas, perfecto, el impacto será mayor. Si no creceremos con el boca a boca de quienes compartan nuestro objetivo de ser una guía que convoque al arte y a la reciprocidad.
Justa y modestamente aspiramos a evitar intermediarios del tipo Amazon o similares.
Nos enfrentamos así a los empresarios más ricos del planeta, sus sofisticados equipo, su publicidad ilimitada y sus ejércitos de empleados, ansiando crear un nuevo destino social para los artistas en el mundo. No existe el camino ùnico y estamos empeñados en encontrar alternativas valiosas.
Si lo conseguiremos dependerá de la calidad de nuestro vínculo y de la imaginación y anhelo colectivo en que nos animemos a salir de la previsión pautada por el mercado global.
¿Será posible derrotarlos?
Sí, ¿por qué no?
Lucía

Objetivos y fundamentos de #elcamaleonfatigado

El objetivo que nos hemos fijado es el siguiente:

Estamos haciendo un sitio minimalista, de fácil acceso a los usuarios de las redes sociales. Diez o doce entradas como máximo que incluyan editorial breve -sin firma- con un índice y otra de patrocinio (podría ser uno diferente por edición mensual), que es como aspiramos a solventar nuestros gastos y crecer como producto.

Cada entrada se corresponde con un autor/a  que haya publicado su obra en cualquier editorial y desee promocionarla para su venta directa, por la que ofrecemos un contacto real con el escritor. Muchos personajes de la considerada alta literatura prefieren adoptar lo que llamamos “la pose úle-bek” (Houellebecq) y toman distancia de sus lectores para generar el efecto ídolo, tan alejado de la poesía y la literatura, en general.
El formato de participación es el siguiente:
Autor
Título
ISBN

Editorial

Una breve reseña (alrededor de 150 a 200 palabras), una mínima biografía que lo sitúe espacialmente, un poema o relato y un mail o página de contacto. Hasta dos fotos: una de la tapa del libro y otra propia (optativa).

Los fundamentos radican en que las nuevas generaciones empiezan a leer a través de las redes. Sus teléfonos y computadoras son extensiones de su cuerpo. Ansiamos convertirnos en una guía para visitar las páginas del autor preferido en las que se comparta algunos textos de modo gratuito, y esto impactará en sus futuras ventas, que en los tiempos que corren deben ser personales, y no entregadas a quienes no la pueden activar por nosotros. Solo así cuando un creador los conmueve, interese o ilumine comprarán su obra.

Pero resulta que las comercializadoras del tipo Amazon son engañosas. Mantener las cajas de ahorro en dólares cuesta en Argentina 20 dólares. Eso para latino-américa es muchísimo dinero. Los libros de poesía o autores que no tienen difusión mediática tradicional no se venden a escala. No compensa y se les brinda a las corporaciones una confianza que nunca se ve retribuida en los bolsillos de los artistas, que tenemos, como suele decirse, la mala costumbre de comer.

En su propio sitio de internet el autor puede compartir entrevistas, reseñas literarias de su obra, fotografías, etc. Abrir el abanico de posibilidades. El límite es la imaginación.

Si brindáramos una revista tediosa, con cientos de páginas de textos manidos por los usos y costumbres perderíamos el rumbo que nos trazamos: Ser una guía de lecturas, sin juzgar la calidad ni hacer peloteo infame a nadie. Somos conscientes de que quienes editan lo hacen porque atravesaron un período de lecturas, estudio cabal, han hecho la corrección y revisión de textos, y más que nada un esfuerzo económico importante.

Entre paréntesis, la RAE está promoviendo desde su página oficial (solventada con dinero de los ciudadanos españoles) cursos de puntuación que cuestan 500 euros. Algún día escribiré un ensayo sobre por qué estos cursos deberían ser abiertos a la comunidad y de gratuidad absoluta -como ocurre con la enseñanza del idioma inglés en páginas imprescindibles como wordpress, engvid, etc.- Pero, algo sospecharán los pensadores de la palabra escrita que colaboran con la revista y dominan el arte literario.  Advierten cómo el poder abusa de su posición de privilegio, sin saber que de paso, lo que hace es una entrega de soberanía de la peor calaña, porque quien es el dueño del idioma global es el dueño del pensamiento y la dominación imperialista del mundo y los diccionarios ingleses (sin institución oficial que los lidere) tienen un millón de vocablos y expresiones, en tanto que en nuestro pauperizado alter español apenas si alcanza las cien mil palabras (porque para ellos existe poco y nada fuera de la órbita institucional doméstica).

 

Cierro paréntesis y retomo:

Nos ofrecen muchas colaboraciones de cuentos y poemas que no han sido editados. Algunos de muy buena factura, pero no cumplen el requisito que proponemos y que redundará en beneficio de las editoriales pequeñas. Nosotros los alentamos a publicar.

Las editoriales puedes ser vehículo para el contacto con los escritores si estos por la razón que fuere deciden que la venta se hiciera a través suyo. Lo que avisamos de antemano es que no podemos ceñirnos a una sola entidad. Tenemos que ser muy amplios en el cometido, para que ninguna voz quede fuera del contexto y todas tengan igualdad de tratamiento.

Somos amantes del libro-objeto, libro en papel.  Nos gustan las bibliotecas y también somos fans de google, de blogspot, de worpress, de audiobooks, de lecturas digitales de diarios, de textos académicos en pdf, de conferencias y entrevistas por youtube. Una cosa no está escindida con la otra. Internet es un medio más que se suma a la radio, televisión, cine, videos y no debería asustar a nadie esta fusión que promete abrir fronteras y despertar mentes dormidas.

Te invito a participar en nuestro sueño y que juntos vayamos atravesando este recorrido para ver si la idea fructifica y logremos constituir una plataforma útil que logre vencer al sistema coercitivo que nos obliga a comprar libros a tientas, en mercados virtuales alejados de nuestros intereses socioeconómicos y políticos.Un abrazo.
Lu