Poema-zion de chat de sábado por la tarde

Este larguísimo y atípico poema, fue escrito casi a la letra (solo algunas modificaciones de estilo) después de un chat que tuve en facebook, en una cuenta que desapareció, cuando la red me pidió que unificara a mis seguidores en una sola.
Sabines/Sabina son aquí nombres de fantasía que simbolizan la misma oscura persona. Ni uno ni otro sino el símbolo con que designo  a aquellos que se ocuparon del espionaje industrial para su beneficio polìtico, comercial y poético.
Lo escribí cuando tenía 54 años. Es decir: hace 6.
Muchas de mis predicciones se cumplieron. Otras, fueron atajadas a tiempo, cosa que me pone muy feliz porque lo que menos quiero es la destrucción planetaria, sino que busco la integración de un mundo injusto.

Sé que muchos pondrán un like por costumbre, como un acto de presencia.  Me gustaría un poco más que eso. Debatir en los comentarios.  Esta es una red pequeñita, con pocos lectores. Es un espacio íntimo ideal para el destripamiento.

Si todavía tienen ganas de leerlo, aquí lo copio.

 

 

 

Folino, Lucía Angélica

                                                                          Lucía Folino.

Esta  foto es de hace unos años. Creo que del 2014.

 

 

 

A José Gordon Márquez (poeta de Badajoz) y a su hijo Miguel Angel Bella (o como se llame)

August Strindberg

El sueño (fragmento)

” La tierra no esta limpia

la vida no es buena

los hombres no son malos

tampoco son buenos

una vez al día

los hijos del polvo

en el polvo deben divagar

nacidos del polvo

al polvo regresan

les dieron pies para arrastrar los pasos

no alas.

La culpa es de ellos

o vuestra? ”

-“Hola Lu,

me gusta lo que haces”

dijo el ogro escapado del abismo.

Hablamos de poemas y de furias

de la gente que aguarda ser oída,

de su padre pacence,

con sus libros inéditos, pueriles,

de la nada que envuelve nuestras letras.

“Ahá, -agregué-

otra cosita.

Tu nombre me remite al espionaje.”

(un Gordon es Aníbal sin papeles,

es marrón como Brown para el británico)

“Y Márquez me recuerda

que llevo larga lucha

contra un Gabo truhán y avinagrado

de un viejo periodismo sin escrúpulos”,

dije al hijo en memoria de su padre.

“Estaba corrigiendo un sonetito,

pequeño, simple, por jugar a la impro.

Tengo muchos amigos en espera

en mis muros de facebook

y eso me perturba.

Un fucking cinco mil que nos limita

a ser eternos olvidados de la historia.”

-“¿De donde es tu apellido?”

preguntó por decir algo.

-Itálico argentino.

Qué más da el apelativo

(apelativo es surname en brasilero)

Cuatro, cinco o seis generaciones.

-“Somos todos hijos del mismo dios”

respondí en un pésimo endecasílabo,

con acento en la quinta.

Vaya, vaya.

-“Sabes bien que tu causa con Cris está perdida.”

Pero te honra el empeño.

-¿Con quien? dije asombrada.

-Con Kirchner, la futura.

– Ah, la presi. No me veo perdida todavía.

-¿En serio?

-En serio.

Hasta el último voto y su recuento,

no pensaré en que la corrupción pueda

triunfar con impunidad absoluta…

(gaita gallega)

Si gana no será por mi intermedio,

será… porque muchachos atorrantes,

hispanoamericanos de derechas le dan aire y pantalla.

Malas artes.

– ¿Pero vale la pena?

Sí, que vale,

si uno aspira a ser coherente con sus ideas.

Te diré, muchas veces me despierto

sobresaltada,

sin aire,

muy molesta.

No me puedo creer que unas personas

a quienes tuve en la más alta estima,

me hubieran engañado tanto…

Y no puedo evitarlo.

Me atormenta.

-Te entiendo,

pero no seas ingenua.

-Después, bien mirado lo pasado,

aunque es la tragedia más grande que me tocó vivir,

(estar en lista negra durante 40 años

y no saberlo hasta hace relativamente poco)

sigo pensando que eso no es tan malo.

Lo peor debe ser: SER ELLOS,

los proscriptores.

Los que hacen mobbing

(por mandarme a los ruedos de faena).

– Tus armas son las letras.

– Mis armas NO son las letras.

– Úsalas

– Escribir cualquiera escribe, si domina una técnica.

– Nooooooo

– Mis armas son las ideas

y en práctica las pongo todo el tiempo.

Siiiiiiiiiiiiiiií

Las ideas son ricas; las letras, oclusivas.

-Te comparo con Sabines, no es fácil y lo sabes.

-No me compares con Sabines,

sé que es mejor que yo y sus amorosos.

Aunque su vulgaridad ética deja mucho que desear

Él no comete ideas, vende mentiras.

Te lo soplo.

– Ya no hay trovadores, ahora cantan…cantáis

– Creo que esa es la gran diferencia

que tenemos los unos y los otros.

Yo no canto, avivo masas,

incendio colectivos con la pluma.

Me gustaría cantar pero no puedo.

– Lu, hazme caso.

– No me interesa una famita post mortem.

Mi megáfono es la guitarra con qué grito.

– Haz lo que mejor sabes: escribir.

– No me parece justo.

Lo que mejor hago no es escribir.

Soy abogada.

Una abogada del diablo. Lo sé.

– Usa tus armas, nada más.

– Prefiero diez veces, como ahora,

perder calidad literaria

para así desenmascarar la infamia,

su inmundicia.

No iré a ninguna guerra ni usaré pirotecnia de asesina.

Las balas son letales, peligrosas.

– Ahí está la respuesta. Qué aproveche.

– No me interesa pelear con la bazofia.

(eso consideramos a algunos políticos actuales

y a ciertos artistas del montón comercial:

sumamente inferiores a nosotros)

– No digas.

– Mirá Gordon

Hay personalidades belicosas,

que hacen del conflicto su fortuna,

y otras que no estamos a favor de ningún tipo de litigio de intereses.

Buscamos sumar, no dividir;

conciliar;

hacer cosas de corazón.

Por el futuro.

– ¿Qué hora es allí?

– Las nueve de la noche.

– Pues la historia es la misma. Unas horas menos, ¿tú me entiendes?

Ya hemos pasado por esto

y la solución es…

– Horas más, palabras menos.

Mi servicio telefónico agoniza.

Entonces qué significa que “ya hemos pasado por esto”?

-España, ¿conoces su historia?

– Sí, ¿qué tiene que ver con lo que me cuentas?

No capto qué me quieres decir

pero no importa,

tus motivos tendrás.

-como tú, en fin…

– la diferencia es que yo digo mis motivos;

los expreso y provoco revoluciones mudas

(y estallé con una carcajada).

– Termina la frase

“estoy contra…”

-¿Cualquiera de las mierdas asociadas?

– Eso ha sido un golpe bajo,

demasiado personal.

– ¿Vas a hacer leña del árbol caído?

Todo lo que diga será usado en contra de Sabines.

México fraudulenta.

– ¿Con versos tuyos?

Estaría bien, no te me enfades.

– ¿Ves que escribir para que otros se lleven el dinero carece de sentido?

Estos viejos sectarios las van a pagar.

No me gusta que me penetren sin consentimiento.

– Igual acabas vendiéndote como ellos.

– No me compares.

– No lo hago.

– Tengo 54 años y nunca me vendí.

Ellos son siervos de la corona.

– Sabines empezó igual y mira…

– Es que era un pelagatos

con disfraz de rojo y chiapateco.

Un zapatista de escuela y de tambor.

Un ruido de tribunas.

Su hipocresía no tiene límites.

Empezó igual.  Se cansó pronto.

A los cuarenta, laureado.

Tarumba, la señal.

” Estoy metido en política otra vez.

Sé que no sirvo para nada, pero me utilizan

y me exhiben

-«Poeta, de la familia mariposa-circense,

atravesado por un alfiler, vitrina 5».

(Voy, con ustedes, a verme)”

“Bah, bah… black sheep…

have you any wool…?”

Las ovejas negras piden dinero.

Cuanta humildad simulada en su retórica bella.

“Barrilete cósmico”, las pelotas.

Se tuvo que prostituir para triunfar.

Subcomandantes Marcos

de Parra y Etiqueta Negra.

Yo no hago eso.

– Aunque ellos cambien, nos quedamos con lo bueno.

– ¿El toro los dejó sangrando?

Chupacirios del rey. Premio consuelo.

– Lu, relájate, te salen arrugas, qué joder.

– Hace unos días, una compañera de periodismo

me preguntaba qué cosa buscaba y se lo dije.

– Le expliqué que primero me tendrán que pagar por lo que han hecho,

y además,

como correlato van a caerse las veintinueve monarquías del mundo.

EE UU se va a desmembrar.

Se van a separar sus estados.

Europa entrará en Guerra Mundial.

Se les terminará el beneficio de inventario.

Veo al Norte cayéndose a pedazos y tendrán que rogarnos su socorro.

Cristicínica Kirchner finalizará sus días en la cárcel.

Igual que los jueces y ministros de su corte corrupta.

– Eres apocalíptica.

– Al revés.

Soy optimista.

Triunfaremos los buenos.

-“Pero en rimas consonantes, si me extrañas mándame un mail”

– ¿Enemigos íntimos?

– Fito hace de Lucía, de ti.

– de mí.

Bullying que le dicen (mandar al toro a las hispa/nick women).

Un deporte de maricones.

O un bullying bulín de la calle Ayacucho, entrando en pánico.

La sangre con letra entra.

Los tuve que padecer.

En carne propia y en diferido.

Pongo a Vallejo por testigo

y a Cervantes por juez.

(Explicación excusable, cual capítulo prescindible de Morelli)

– ¿Sabes que tuve y tengo que soportar ostracismo civil por la perversidad de la reinona del Sur que patrocina a las corporaciones Telefónica, Barrick, Sony y CIA?

Un acoso y hostigamiento

donde no te permiten ocupar el lugar profesional o el empleo que mereces.

Día tras día lo soporto.

Esta gente ya tiene su cruz encima.

Pulso y sigo:

¿Qué son las canciones?

Una nada/

no interesan sin difusión corporativa/

Ni yanqui ni marxista

provoco las iras entre los bandos de derechas e izquierdas.

Los pongo entre las cuerdas.

Rima fácil, burdo ripio.

– “¿Qué adelantas sabiendo mi nombre”… es una canción…

– Soy la tercera posición;

sé tu nombre;

sé quien eres, para quien trabajas…

Sé todo.

Adelanté mucho sin pasar de la última fila.

– ¿Para quien trabajo?

– Para el rey de España y sus lacayos.

Telefónica y Prima cooptan mis entradas de internet.

– Sabes que no.

– Sé que sí.

Que todo lo que diga aparecerá en canciones, en los programas de tv,

Sony, de los Simpsons, Warnes Brothers, The Big Bang Theory,

Los Soprano,

películas de Hollywood,

y que todos los Gordon son pro-británicos,

ya no importa quien seas, porque actúas con espíritu de bloque.

Esa burocracia

de la que se jactan los caballeros artúricos

los perjudica mucho.

Hoy no me atrevería a decir que sos (eres) Joaquín,

falta que cometía hace años, mea culpa,

sé que la cosa está por encima de él y sus negocios de gitano,

por muy millonario que sea,

el pobre infeliz no tiene el poder

de liberar a nadie

En la antigüedad se podía comprar la libertad,

con estos oligarcas ahora parece imposible.

– Estas obsesionada.

– Los súbditos y esclavos no estábamos tan mal en otros tiempos.

No estoy obsesionada.

Es un juego. Voy a intentar ganarlo

– Suerte.

-Quiero mi indemnización, mi dinero.

– Pero acabará y luego

– Ah, lo de luego me lo reservo.

– No tendrás nada por lo que luchar

– La típica o nula imaginación de los pordioseros.

Excusas de caciques.

Si quieres triunfar no digas hacia donde vas.

Tendré mucho que enfrentar,

no te preocupes:

la lucha por la libertad no se acaba tan fácil

en este mundo complejo,

primero contra el periodismo embustero,

después contra las monarquías,

el imperialismo dominante,

los dictadores y tiranos,

por la Liberación de América Latina,

por la supervivencia de la cultura

contra los artesanos de la destrucción global.

Sé que nosotros vamos a sobrevivir al fin del mundo azteca.

Hazte cargo.

– Ni locos.

– ¿Ni locos qué?

(otra digresión interesante)

Esto que te digo no podrá ir a ninguna canción porque los autores de líricas tiene que chuparle el culo negro a Obama y escribir Llantos por Manhattam, cuando bien sabemos que fue cumplida mi predicción y profecía: la caída de las Gemelas: Un autogolpe para invadir Centro Oriente. La lucha por el petróleo. Oro negro ( “…empacaron sus valores porque ya se marcharán y a Beverly Hills, a vivir irán… sí, petróleo, oro negro… se hizo rico…”).

La pandilla no lo ignora porque fue quien lo planeó.

Fueron parte del “cerebro” de la masacre de Atocha.

No tienen una perspectiva clara

de los que se les derrumbará encima…

son básicos, primitivos,

vulgares,

nuevos ricos,

malas gentes que caminan…

Todo se paga en esta vida.

-“¿helado de qué?

¿una palabra terminada en ú?

¿cual es la talla de tus pantalones?

¿estás contra… quien?”