La tumba de los leprosos

Este poema que tiene más de diez años hoy es completamente vigente en el planeta.

LA TUMBA DE LOS LEPROSOS.

 

Aburridos de la vida,

rubios o morenos padres de la misericordia,

caridad contaminada,

asesinos a sueldo,

caballeros de la melancolía,

parroquianos que se embriagan

entonando la ecuménica plegaria

de la meteorología,

dueños que copulan con el dinero,

todos,  locos y conversos,

inhumanos cañones sin pólvora,

paladines sin mosqueteros,

hablan de verdades

y nadie sabe que la verdad

no existe:

Vanidades.

Es una ficción lenguaraz,

un relativismo manipulado,

una intención fallida,

la verdad es mentira

y la mentira huele.

Una herida que duele.

 

Escorpiones como cangrejos que van hacia atrás.

maldonado uno