Bíblica (esperando un imposible)

 

Esperando un imposible

 

 

Ay, Madre de todos los cuentos:

dame tu pueril consolación

para persuadir al  ausente.

 

Ay, Mitos de campanas que aúllan:

resuenen con la fuerza de los carceleros

llamándolo por novena vez.

 

Ay, Señor de la Literatura:

devuélveme a mi  amado

perdido en la tiniebla.

 

Ay, Lector de nimiedades:

Perdón por mi desafuero

y ampárame,

de la imperturbable inconsciencia

de quien espera un imposible.

 

 

 

 

oleg oprisco

7 pensamientos en “Bíblica (esperando un imposible)

Los comentarios están cerrados.