Canción de las palabras

 

Se puede escuchar el poema pinchando aquí.

 

 

 

 

Canción de la palabras.

Las palabras son

como agüita de nieve,

desleídas y breves.

Las palabras que huyen,

diezmando los desiertos

del valle de los muertos,

son faldas de mujer

con sus medias de seda,

caprichos en la greda,

consuelos del placer;

elipsis de los gestos

del mundo manifiesto,

tablones, estaciones;

las palabras dormidas

nos sanan las heridas.

Luego dicen que son

banderas del destierro,

cantar del Martín Fierro,

los signos y las cruces,

motivos, taquicardias

del ángel de la guarda;

mentiras acuñadas,

asaltos, sinrazones,

desmanes de pasiones.

Hay palabras de alarma.

Palomas en guitarras:

las palabras canciones.

Apenas si suspiran,

susurran, se estremecen,

como niñas pequeñas,

o embisten, palidecen

los peces del estanque,

trigales como flechas

mecidas entre guantes.

Se guardan opiniones,

lenguaje de las señas,

anunciando cigüeñas

adolecen razones

como negra tormenta

violenta, muy violenta.

Inventan brusquedades,

ñoñerías, causales,

resucitan edades,

y sobre todo, cuentan

de briznas y abalorios

del vago Purgatorio,

igual que las verdades

que hostigan vanidades;

embriagan los colchones,

asustan corazones,

incordian los conventos

de brujos de descuento,

la barca de Caronte,

el fuego de Anacreonte,

manías del invierno;

incienso del Infierno.

Las palabras escritas,

pañales de bolsillo,

son cerillas lejanas,

cabañas, espejismos,

y mientras mansamente,

palabras son palabras,

enrojecen la mente

del juego de uno mismo.

PALABRAS

Anuncios

14 pensamientos en “Canción de las palabras

  1. Soy un anticuado, Lu. Para mí los símbolos tienen un significado enorme, precisamente porque figuran cosas que están mucho más allá del lenguaje, los signos y el pensamiento. Y es en ese sentido en el que afirmo que las palabras no significan nada, es decir, comparadas con el fondo incomprensible, transmental, del que surgen, para mí, las palabras y cualquier otra cosa. Y creo que la poesía, incluida la tuya, es capaz de evocar ese misterio mejor que el lenguaje ordinario. Abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • La distinción que haces está en el orden de lo ritual. Las palabras son símbolos en su acepción más profunda.
      Me hizo reír tu sutileza (incluida la tuya) porque es una especie de descrédito, como si yo sintiera que no merezco estar en la lista de “poetas” porque no soy de la tribu. Por otra parte, sé que no lo hiciste con mala intención. ¿Ves que las palabras son representaciones del pensamiento genuino?
      En algún lugar esparcen su sutileza de un modo más o menos inconsciente.

      Para darte una respuesta más precisa copio lo que escribió Pierce al respecto:

      “Un Símbolo es un Representamen cuyo carácter Representativo consiste precisamente en que es una regla que determinará su Interpretante. Todas las palabras, frases, libros y otros signos convencionales son Símbolos. Hablamos de escribir o pronunciar la palabra “hombre”, pero es solo una réplica, o encarnación de la palabra, que se pronuncia o se escribe. La palabra en sí misma no tiene ninguna existencia, aunque tiene un ser real que consiste en el hecho de que los existentes se conformarán a ella. Es un modo general de sucesión de seis sonidos o representámenes de sonidos que llegan a ser un signo solo por el hecho de que un hábito, o ley adquirida, hará que sus réplicas sean interpretadas como significando un hombre u hombres. La palabra y su significado son ambas reglas generales, pero, de las dos, solamente la palabra prescribe las cualidades de sus réplicas en sí mismas. De otro modo la “palabra” y su “significado” no difieren, a menos que se otorgue a “significado” algún sentido especial.”

      Parece confuso pero cuanto más lees a este autor mejor para entender la poesía como un todo y no como poemas aislados que te pueden gustar más o menos.
      La poesía utiliza palabras para representar sentimientos, emociones, dolor, angustia, extrañeza, amorosidad, miedo.
      Eros y Tánatos son los dioses de los poetas. Ante ellos intercedemos para que nos ayuden a soportar la angustia de la imposibilidad de comprender la esencia de Dios.
      Y te puedo asegurar, que quienes no creen en Dios, no saben que en realidad creen y no pueden decirlo por algún tipo de obstrucción moral que los limita ante la imagen que desean mostrar ante su comunidad.

      Me gusta

  2. Las palabras son las barcas de los sueños,
    los traen y los llevan por mares ajenos
    y cuando navegan, olvidan sus dueños.
    Precioso poema, mucho mejor en tu voz Lucia.
    Ahora soltaré unas cuantas amarras. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • ¿Realmente crees que los símbolos no significan nada? Estamos acostumbrados a la gramática tradicional. En esta canción intento contar una historia sin recurrir a conectores ni verbos que la hagan notoria. Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.