Desolación y derrota

 

 

Carlos Killian-                                                                                          Amadeo Modigliani-

DESOLACIÓN Y DERROTA

Casi podría concordar con los versos de Paul Celan:

De noche está tu cuerpo moreno de fiebre de Dios
mi boca blande antorchas sobre tus mejillas.

 

 

 

 

Con el dolor pegado al cuello,

y agónica tristeza descriptiva

su desproporción la acorrala en

itálicas patrañas ejemplares.

No es Venus ni Afrodita, ni es siquiera

La hermosura de Angélica

que Lopecito cantara.

No tiene pechos de odalisca,

ni cándidas pupilas atractivas,

su boca es retahíla de suicidios;

sus curvas justifican una trampa.

¿Qué desea? ¿Qué le espera?

¿A quien aguarda la endeble?

La obediencia del pintor la perfila

y la despeina.

Violetas sombrías en los párpados,

la bifurcan y maltratan.

Sus pezones como púas,

prendedores de rubíes

más falsos

que el amor de Polifemo a Nereida,

azuzan un recuerdo de bravura;

son sentencias.

El mudo desconsuelo prisionero

la embaraza.

Yo me curo en salud,

me alejo del retrato de mí misma

y resbalo al planeta de los versos,

donde apostillo la congénita herida.

Cierro el espejo y su arquetipo.

Entorno la ventana.

Anuncios

7 pensamientos en “Desolación y derrota

Los comentarios están cerrados.