Archivo | marzo 2017

Una mujer se arrastra…

 

 

 

Feliz Otoño/Primavera

Hoy es el Día de la Poesía.

Colaboro a su difusión con este soneto con coda que escribí ayer (las correcciones y críticas serán siempre bienvenidas)

Una mujer se arrastra…

Una mujer se arrastra en la avalancha,
condenada al olvido de las formas
elípticas del tiempo y de sus normas,
y apenas se vislumbra en banda ancha.

No hay fueros legendarios en su mancha
perenne ni en oscuras plataformas
perciben las estéticas reformas
que en códigos ilícitos la engancha

como un juego en el ritmo del impulso.
Los tigres afilando las agallas
resisten cuando escapan de antiguallas

mientras Eva le toma a Adán el pulso
en moles de cemento de hoplotecas.
Las hojas del verano están resecas.

(El poema atraviesa las murallas).

Lu

Nos separamos…

 

 

 

automat edward hopperAutomat de Edward Hopper

 

 

Nos separamos 

Nos separamos sin ningún reproche,

sin decirnos adiós ni hasta mañana,

la angustia  se había vuelto sobrehumana

y huía nuestro cuerpo a medianoche.

 

No teníamos casa, perro o coche;

el amor se lavaba en palangana,

las horas redoblaban la semana

del bolsillo apretado como un broche.

 

Los tiempos del empleo estaban lejos

de las bodas de azúcar u hojalata;

al mirarnos de pie nos vimos viejos

 

tratando de aliviar la mala pata.

Nos dimos algún beso y dos consejos

y fuimos al futuro sin corbata.

 

 

 

 

 

Lu

 

Lo terminé de escribir, sale en crudo. Espero aportes, críticas y correcciones para convertirlo en una canción. ¿Me ayudas?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La geisha

 

Se puede escuchar en Soundcloud recitado por mí.

 

La geisha

Prepararse para ser geisha toda la vida.
Aprender a bailar igual que el viento,
a esculpir palabras balsámicas,
a tender una mano nívea y firme.
Ser la más hermosa;
apaciguar la mirada
y templar el corazón al sacrificio.

Prepararse para ser geisha
y saber que quien manda
en el Palacio
es aquel que controla,
con suaves masajes elementales,
los pies del otro.
Cambiar el kimono por la alta costura,
el cepillo casero por las sofisticadas peluquerías.
Caminar lentamente,
mas, ágil como una ardillita
consumando en Pandemonium
Pasión y Belleza.

Prepararse a oler como las lilas,
aprender a bajar los ojos,
a ser sutil con las diferencias.
Iluminarse con Basho
con Li Po o con Steiner,
pero iluminarse, sobre todo,
con rubor para mejillas
de marca afrancesada.

Recitar igual que los ángeles
poemas orientales con magnolias,
tierna y macerada la voz
en toneles añejos,
y seguir luciendo
fieramente indecente a los cuarenta
como una Ava Gardner
que no pierde su compostura
en las noches de copas de El Botín.

Prepararse para ser geisha,
doblemente geisha,
e instalarse en el jirón del mito,
dejar de ser una misma
para ser lo que los demás
quieren que seas,
y un día cualquiera
encerrarse en una habitación,
llena de flores y parientes,
pero antes iluminarse,
sobre todo, con rubor para mejillas
de marca afrancesada
y aceptar humildemente
que la Vida nos pegó un tiro.

 

 

 

De Premio Consuelo para…

Lucía Folino

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Salvando las distancias

 

 

 

 

 

Salvando las distancias

Salvando las distancias, como querías,
te llevé con mis huesos al portador.
Apagué el cigarrillo con una lupa
que estaba en un cajón del mostrador.

Después, vino la noche, y nos trajo el sueño,
el sueño que descarta la obligación
y supe que contaba los alfileres
del arco y del compás del corazón.

Sir Arthur “Sherlock Holmes”, estudio escarlata,
entró con su santo y seña en un callejón
y detrás de las curvas de una mulata
el nombre del testigo se escabulló.

Y nada nos importa, no importa nada,
cuando en la nube mustia hay un corralón
y los besos que sobran, nos echan falta
gritando envido a nadie, que nos amó.

Al cabo de una hora, en grado alfa
idiomas y colores pusieron luz
al ritmo de novela, que huía en balsa
fugada de la mente, en rendez-vous.

Seguimos abrazados como pareja
que entiende que hacia el alba llega Jesús
a completar la lista de condenados
que olvidan su boleto del autobús.

Sir Arthur “Sherlock Holmes”, estudio escarlata,
entró con santo y seña en un callejón
y detrás de las curvas de una mulata
el nombre del testigo se escabulló.

Y nada nos importa, no importa nada,
cuando en la nube ruda hay un corralón
y los besos que sobran, nos echan falta
gritando envido a nadie, que nos amó.

Letra: Lucía Angélica Folino
Música: Lorenzo Gabetta.

 

 

 

 

ÁLBUM COMPLETO EN SOUNDCLOUD.

 

 

 

 

 

 

 

 

No soy yo

Se puede escuchar aquí.

 

 

incubus-paint-project- modificado

 

Proyecto Incubus – recreación 

 

 

 

 

Yo yo yo yo
tú tú tú tú
tú tú yo
yo tú tú
tutú/ yoyó,
tú/vos
yo/ tú,
tú tu voz,
vos con voz,
vos con yo,
vos voz vos
yo, tú, vos,
vos/ yo/ tú tú tú,
tú/ vos/ yo tuyo,
tu tuyo/ yo yo,
yo, tú y yo/
vos yo,
tu voz, yo tú/
vos, vos,
tú tú tú,
yo yo yo,
yo vos.

Lu

Se nos fue de las manos

 

 

Letra: Lucía Folino
Música: Esdras Barbosa

Se nos fue de las manos
déjame que te explique
regando los geranios
con los ojos vendados
déjame que te enseñe
por si sirve de algo.
Se nos fue de las manos
tratando de intentarlo
con los ojos cerrados
del jardín del verano
que es igual que en visiones
opacas por los años
Se nos fue de las manos
como turbia calima
de vapores del agua
cada línea fue escrita
cada turbia calima
me abstendré de citarlas
déjame que te explique
con los ojos hinchados
de ausentes maquinarias,
ceremonias sombrías
cargadas de tormentas
contra el sexo inflamado
miradas atenuadas
corazón hecho trizas
opaco por vapores
del huerto de geranios.
Se nos fue de las manos
sin poder remediarlo.
Menudos promontorios
y nidos reaccionarios
huyendo de las nubes
cargadas de tormentas
en el triste escenario.
Me abstendré de citarlos
cada línea fue escrita:
pordioseros de estado
peregrinando leves
subiendo hacia las nubes
quisimos intentarlo
masticando raíces
de contexto obligado
Se nos fue de las manos
y todo lo perdimos:
el sexo, las raíces,
el lodo, las tormentas,
las nubes, los geranios.
Se nos fue de las manos
Se nos fue de las manos

 

 

La Zuquita

Del libro:  Acuario Plateado por la Luna publicado en 2005.

LA ZUQUITA.

 

La “Zuquita” como la llaman cariñosa y artísticamente sus padres, se disfraza de salsera imitando a la negra Cruz o se pone un turbante a lo Carmen Miranda e inventa las canciones que se cantarán en calesitas, actos escolares y teatros infantiles.
Al final, saluda a su público con efusivas risas, reverencia a los asistentes de sus espectáculos y les regala besos autografiados con tinta indeleble.

Este será el hit del verano, rumbita compuesta por nuestra niña de azúcar cande.

Quiero ser una papa
recién cortada…
Para papá pa.

Quiero ser en tu boca
dulce bombón…
Borombombón.

Quiero tocar tu rumba
con la mirada…
Macumba,
soñada…

Quiero ser prisionera
en tu corazón…
Cosóngoro cosón…

Quiero bailar contigo
una lambada
Sonada.
Sonera.

Quiero ser la primera
en sellar tu cuello.
Muy bello.

Por ello:

Quiero ser una papa
Recién cortada…
Para papá pa.

Quiero ser la manteca
de tu sartén…
Ten fe… Fetén.

Y freírme en la cama
de tu cuartito…
Chiquito,
bonito…

Quiero ver en tus brazos
pasar el tren…
Uh uh uh

Pasar el tren…

Lu Folino

 

Aquí también podés escuchar el poe-canción