Los treinta y seis piadosos

 

LOS TREINTA Y SEIS PIADOSOS

(LAMED VAV TZADIKIM)

 

Subiste al monte

Sagrado de las revelaciones

para abrigarme del pecado mortal.

Fuiste mi escudo,

cuando la dureza era una urgencia

y el deceso una trampa;

clamé  tu nombre

y llegó hasta tus oídos dignos

de otra suerte

mi voz como un torrente;

y el cielo con su engaño,

nos cobijó en resplandores

altaneros.

Treinta y seis piadosos se erigen

en jueces

y adiestran su espada

desdeñando las fortalezas

y debilidades el reino.sodoma-y-gomorra-peter_paul_ruben

 

El rescate de Lot  en Sodoma y Gomorra de Peter Paul Rubens.

 

 

Anuncios

3 pensamientos en “Los treinta y seis piadosos

  1. Tzadik, (hbr: צדיק, pl.hbr: צדיקים tzadikim), es un término hebreo proveniente de las raíces Tzedek, que significa «justicia», y Tzedaká, que se traduce como «caridad». Así, una traducción aproximada al español de este término sería: «Justo en plenitud», siendo un homólogo del término occidental santo. El término arábigo saddiq posee una fonética y etimología similares, ambos asociados a una figura semejante para el Islam.1

    El propio Talmud que explica:
    En todo tiempo hay siempre treinta y seis justos sobre la faz de la tierra, cuando ellos desaparezcan el mundo acabará. No se conocen entre ellos y cuando uno de los justos muere es inmediatamente sustituido por otro. Se los representa como extremadamente modestos, humildes e ignorados por el resto de las personas.

    Como pasa el torbellino, así el malo no permanece; mas el justo permanece para siempre.
    Proverbios, capítulo 10, versículo 25

    Para la rama del judaísmo denominada hasidismo, los Tzadikim son una figura central, ya que entre ellos se cuenta al mesías.

    Abaie dijo: «En el mundo, cada generación no tiene menos de treinta y seis personas justas sobre las cuales la divina Presencia reposa, ya que está dicho: “El Eterno espera para tener piedad de vosotros; por eso, se levanta para tener misericordia de vosotros. Porque el Eterno es ’Elohéh mischpát (Dios de justicia), ¡bienaventurados son todos los que esperan en él!”».

    Libro de Isaías, 30:18
    Lu

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.