“Lo dejo a tu criterio” (poema inédito)

“Lo dejo a tu criterio”

Chisporrotear, lo que se dice chisporrotear,

ella chisporroteaba poco.

Lo había hecho antes la guerra, pero ahora elegía el jardín.

Su cuerpo no fulguraba embriones con aspecto de lozanía.

Sus jaleas no iban a cambiar el equilibrio del sistema.

La memoria guardaba un éxodo.

Casi nada tomaba al pie de la letra.

Cuando entornaba los ojos se veía muy mayor

comparada con higueras o sequoias.

La infancia era un espejismo.

La juventud florida, un tórrido recuerdo ambivalente.

Su tronco estaba preparado para que su apellido

se grabara en las rocas,

que guardan las huellas de tantos olvidados

que dejaron caer su peso sobre la tierra.

Y sin embargo,

la dócil casualidad jugó sus cartas eternas.

A lo hecho pecho.

Su estridente obsesión quedaría a salvo.

12916215_1046312455483491_6866560346112400839_o

Escultura de Augier

Anuncios

4 pensamientos en ““Lo dejo a tu criterio” (poema inédito)

  1. La escultura es un reclicado muy original, el poema más original aún, cuyo siginificado final no hallo y por la misma causa, el mio, de momento, me lo callo. Un beso.

    Me gusta

    • Este poema rememora el arte de la escultura. Creo que quien conoce mi biografía y mi literatura podrá adivinar el significado intrínseco con soltura. Quienes comienzan a leerme deberán esperar un tiempo más. Sin embargo, cada cual puede poner su propia obsesión en el texto en el que no hay límites que definan la realidad de árbol o persona de su protagonista. Es un ir y venir. Es de esos pocos poemas en tercera persona en los que recurro al truco de subir la apuesta poética y teñir la experiencia de complejidad sensorial y filosófica. En primera persona sonaría fatal una idea de esta naturaleza.

      Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.