La marca del chacal

La marca del chacal (escucha pinchando aquí)

LA MARCA DEL CHACAL.

VERSIÓN LIBRE sobre la canción UN CUADRO DE CHAGALL del compositor e intérprete italiano: Lorenzo Gabetta (quien canta esta versión maravillosamente)

(CON ESTRIBILLO AÑADIDO)

Si te abraza el destino, y tu nombre pronuncia
la masa permanece distante observando la escena:
La marca del Chacal manifiesta su ley.

“No vamos a cortar cabezas
No queremos acabar
como en la Revolución Francesa”
el Chacal decía,
estampando un tatuaje
como una protesta.

Los ojos centelleantes al fondo del túnel,
un silencio de misa, una histeria
cuando nadie la espera,
sube por la cornisa y después queda ahí.

Contra los militares, contra los terroristas
vos gritás la rabia y dolor de un amor exiliado.

El dardo apunta al cielo. La saeta se acerca.
La gente escuchaba animada,
una historia jamás descontada.

Una lucha imposible de armas inútiles
es un paso al abismo, polvo de ángel y esgrima.
Cuando rompe la trama, ulula el viento.

Y la gente se negaba a saber del pasado en la vida del otro
a través de los diarios.

Rumores de sirena secuestran la verdad.

Se consterna la escena, se aquieta,
vuelve a andar la rutina por la vida.
La gesta y el pueblo abandonaron las plazas.

El Chacal que devora injusticias,
no quiere quedarse en recuerdo.

“No vamos a cortar cabezas
No queremos acabar
como en la Revolución Francesa”
el Chacal decía,
estampando un tatuaje
como una protesta.

Un chico distraído
reclama unos videos
y vuelve a su casa
a mirar la tele.
Guardará en un cofre
los secretos sueños, la gloria,
la fiesta valiente.

Una lobezno observa detrás de la ventana
la marca del Chacal,
que esconde la insólita bravura del amor.

Velazquez-las_hilanderas.jpg

El cuadro que ilustra es Las Hilanderas de Diego Velázquez.

La traducción es mía y la canción  aparece en el disco Salvando las distancias.

Anuncios

5 pensamientos en “La marca del chacal

  1. “Se consterna la escena, se aquieta,
    vuelve a andar la rutina por la vida.
    La gesta y el pueblo abandonaron las plazas.”
    Y añado: Se calman las aguas, algunos ahogados apareceran flotando mañana y otros pocos que tanto gritaban, celebran alborozados que ahora son ellos los que viajan a bordo de la barca. Impresionante retrato del sueño roto. Aquí despertó un 15 de mayo. Y después de nuevo la nada. Un abrazo.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.