Me aparto de la poesía porque ayer hubo poesía en las urnas. Rebeldía contra la corrupción sistémica.

FELICITACIONES A DONALD TRUMP. Con todos los disparates racistas, misóginos y homófobos que exacerbó en campaña, pese a que los medios a favor de Hillary diciendo que es gordo, maquillado, inexperto y solo sepan comentar: ¡Qué barbaridad! sin siquiera saber quién era el Vice de Clinton, la corrupta políticamente correcta de los gobiernos democráticos hereditarios, a nosotros los países latinoamericanos y europeos, esto nos beneficiará muchísimo.

ME ESTOY RIENDO A CARCAJADAS DE LOS ANALISTAS POLÍTICOS Y LOS PERIODISTAS DE CUARTA QUE SOLO SABEN HACER APOLOGÍAS Y TEÑIR DE INSULTOS A LOS VOTANTES DE ESTE OUTSIDER. ¿Qué cómo nos va a ir a nosotros con Trump (que ya dije que significa; triunfo, matar con la carta mayor, y en slang: tirarse en pedo, en sentido de dar el batacazo)?

Muy pero muy bien. No teman. Dios (o como quieran llamar a la Justicia Divina) no abandona a sus fieles.

GANARON LOS REBELDES DE LA MAYORÍA SILENCIOSA, QUE LLAMAN DESPECTIVAMENTE POPULISTAS.

Si hubiera tenido que votar en USA me habría inclinado por algún partido pequeño y que propicie la economía y la ecología sustentables. Pero eso es otra historia.

HOY PERDIÓ BOB DYLAN con su  PREMIO NOBEL. Si hubieran interpretado lo que escribían los usuarios en las redes, no les habría tomado de sorpresa este triunfo paradójico.

Me van a odiar y a tirar con palos, -lo sé, muy pocos entenderán lo que digo- pero después de cuarenta años de soportar la etiqueta negra de la CIA (Bush-Truman-Kennedy-Clinton-Obama) por un día me aparto de lo políticamente correcto y me voy a reír con toda la fuerza de mis entrañas.

Un saludo a los encuestadores que solo hacen propaganda, a los fanáticos socialistas (multimillonarios que hablan de justicia social desde sus puestos de poder) y a quienes sabiendo quien soy mantuvieron el secreto. Las redes hablan por sí mismas. Facebook y Google apoyaron el espionaje de los servicios. Ahora, muchachos, a vender acciones, volver a producir bienes y a repartir riqueza.

Hoy perdió la corporación judeo-masónica.

Espero verlo a Trump en el Vaticano con Francisco, para contrarrestar que cuando lo nombraron Obama (“el papa negro”) estaba negociando con Netanyahu y no se presentó en la ceremonia de asunción del papado  a saludarlo.

Cordialmente.

Lu