Los sicarios…

Podrás escuchar Los sicarios pinchando acá

Los sicarios…

Los sicarios cumplieron su promesa

de matar lo suficiente.

Cada crimen:rayón y cuenta nueva,

contravientos de acero a la advertencia.

Los fantasmas beben vino

y en su delirium tremens nos lo cuentan.

Hoy ayunan tirados entre hediondos

marchitos,

con un grano de pus en cada ceja,

portadores de gracia sin ediles.

“Lo construido destruyo,

lo plantado yo lo arranco”

dijo Aquel que les dio vida.

“Cruel castigo a los malvados”.

Justicia divina burda

al ahorcado que se acerca. the-stages-of-the-statations_thumb2

4 pensamientos en “Los sicarios…

  1. Vaya, la poesía de Lucía hoy de amores nos llega escasa, más portadora de crimenes y horrores por encargo del Sanedrín. Escarís es apellido común en mi tierra llena de misterios arcaícos pues allí hayamos refugio alguno judios de la casta de Ben-Hamín y otros llamados Lestón, que es soldado, trás la ruina del templo de Salomón. Un beso.

    Me gusta

    • Hola, Carlos. Leí el cuento El libro en tu blog. No sé si es tuyo. Está muy bien. Es ficción. No discuto sobre religiones. Soy ecuménica (nací y me crié como católica, por lo que los ángeles de la muerte me resultan familiares y sé que hay en todas partes).

      Aunque no lo veas a priori: este TAMBIÉN es un poema de AMOR Y DE MUERTE. El ahorcado bien podría ser la ahorcada, pero no hago distinciones malsonantes como las que proliferan en España (Argentina las superó, por suerte) con el “todos y todas”, “ciudadanos y ciudadanas”, “orgullosos y orgullosas”. Dios nos libre de esos pecadores del idioma, que siguen acentuando los pronombres demostrativos y el solo de solamente.

      http://www.rae.es/consultas/el-adverbio-solo-y-los-pronombres-demostrativos-sin-tilde

      Le gusta a 1 persona

      • Muchas gracias por todo y por tu paciencia leyendo el libro, sí es un cuento mio, y de todos los que lo quieran leer. Hay algunos más. Hace tiempo que, perdido entre tanto sístema disponible para adorar a lo que sea, tropece con el tao incomprensible y ahí me quedé. Acá la mayoría de los mayores somos católicos por decreto y algún poso debe quedar anclado en nuestros pensamientos. Unir a todos los cristianos sólo puede redundar en beneficio de la sociedad, que bastantes guerras se han declarado a costa de justificarlas con que Dios vive sólo a éste lado de la frontera. Y en cuanto a los acentos me reconozco culpable de la costumbre y de unos usos dolorosamente aprendidos porque venían bien untados en Jarabe del Palo con el cual incitaban, los maestros, nuestras ansias de conocimientos. Un beso.
        Ésta conversación me ha alegrado el día. Un beso

        Me gusta

        • El ecumenismo no solo es para cristianos, como proclama el papa. Es para todas las religiones.
          Respecto de los acentos, debo decirte que no obstante, en el caso de que lo utilices por costumbre, en los dos ejemplos que escribiste: “este lado”, “esta conversación” (por ejemplo), en ambos los vocablos tienen una función adjetival y acentuarlos sería considerado error ortográfico grave. Antes y después.
          Te lo comento porque veo que casi no tienes faltas de ortografía y te sería mucho más beneficioso no ponerlos que hacerlo.
          Lucha contra eso. A mí me sigue costando no usar la tilde en: guion y truhan. Para colmo estoy en contra del abuso de otros acentos diacríticos, tales como: cuál, cuánto, qué, cómo, dónde, etc., dado que no tiene sentido alguno. Aún (y aun) en la hipótesis de que fueran palabras interrogativas ¿no tenemos bastante con tener que abrir un signo que en ninguna otra lengua del planeta se utiliza?
          Sobre la derogación del signo de interrogación de apertura fue muy devoto mentor don Pablo Neruda. Yo todavía lo apoyo, igual que la eñe y los acentos diferenciales de sí y si, más y mas (aunque también son irrelevantes).
          Los curas no tienen cura. Vivo en el Río de la Plata y me río aunque no tenga plata (dinero). Vale, si te dieron un vale, vale.

          Y así…

          Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.