Próximos al final

PRÓXIMOS AL FINAL.

 

Puede ser que los tiempos

estén próximos al final.

Tenemos las puertas cerradas.

La única forma de abrirlas

será pagando un alto precio:

quebrándonos los dedos contra estacas

de algarrobo,

rompiéndonos las púas

a arañazos limpios.

No hay reconciliación alguna

entre el ardid publicitario

y la conmoción interior

ni habrá rehabilitación

en lujosos hoteles atrofiados.

Tus alaridos no se escuchan

lo suficientemente audibles

hasta tocar el fondo.

Las gentes entendidas

manducan entremeses

sanguinarios, irreconocibles.

Pueden concebir la ovación

como una moneda fastidiosa y vitalicia.

Diga lo que diga la Biblia,

nadie ignora la pira de los pobres.

Ko Maru Kai Atu

Ko Maru Kai Mai

Ka Ngohe Nghoe.

Santa retórica de la bondad

en su fértil derrota

de perdedores del mundo salvaje.

Sin venturas con cadencia fortuita,

ni progreso universal de fiestas rutinarias.

La disciplina pega fuerte

con morosa precocidad

creando fantasmas del orden,

estatuas pequeñas en plazas utópicas.

Apenas 17, linda, y ya estás borracha.

Good marketing del vicio.

Good bye. Au revoir.

Bye, bye.  Arrivederci.

No conviene olvidar la ambigüedad

manipulada de la imagen proyectada,

la crueldad del esqueleto tardío.

Los hombres de negro y de sagrada aristocracia

te roban el destino

envileciendo conciencias.

Estremece pensar el resultado

de tu lucha yerma por huir

atravesando puertas oclusas

con hormigón, candado y cerradura.

 

 

 

 

 

Lu

 

Ko Maru Kai Atu

Ko Maru Kai Mai

Ka Ngohe Nghoe.
Porverbio maorí citado por Darrida que tiene un significado ambiguo sobre el aquí y ahora. NECRO-SPIRITUALS-FINAL-FRONTCOVER (1)

Anuncios