La foto del pasado

La foto del pasado

Entre nudos de manos y rodillas
se duermen como dos enamorados,
un hombre, una mujer, la maravilla
del viento que los lleva a todas partes,
como el polen que habita en la semilla.
Despiertan con el beso intercambiable
que se ha vuelto su sed y su alimento
dorado por un fuego empedernido.
Envueltos bajo el cielo de las sábanas,
¿Dónde pueden hallarse sino en cuartos
laterales, el pelo despeinado,
las pieles sudorosas,
y los tiernos bostezos matinales?
Mañana es otro día, ¿qué remedio?
La cálida cubierta que los une,
las mullidas almohadas sobre el sexo,
las cortinas del blanco paraíso,
irán a nueva instancia investigadas.
Lunares entregados a las fotos
de tinta y de papel con letra imprenta,
serán versos, serán cuentos,
quizá novela desenmascarada.
Y sientes que malgastas vida efímera
cada vez que detestas tu pasado.

Anuncios