La guayaba

Guava_bangalore1-

“En medio del camino de mi vida”
dijo el Dante en un verso memorable,
decidí confrontar de modo afable
al puerco que engullía mi comida.

Primero, yo le di la bienvenida
y evité murmurar, para que hable
el rumiante gruñido detestable,
condenado en el punto de partida.

Permití que jugara su movida,
que esgrimiera su lengua como un sable,
que cortara mis alas insinuando

el nombre de una dama conmovida,
y superé el dolor insoportable
a Dios rogando y con el mazo dando.

2-

Y mientras el cerdito me hociqueaba
le canté las cuarenta en buen lunfardo,
me quité de la espalda un grueso fardo
con frescura de dulce de guayaba.

La guayaba es la fruta que pelaba
sin apuro ni pausa ni retardo.
Mimándolo agregué espinas al cardo
que el chancho por la orina supuraba.

Y así, con la experiencia fui alcanzando
el gusto por morder jamón del bueno:
El tonto animalito fue mi estreno.

El tiempo se nos fue desperdiciando
entre pullas y guerras como éstas:
Mis rimas de catorce son modestas.

Coda:
Ignoran mis reclamos. ¿Hasta cuándo?
Acaban con la paz los aguafiestas.
¿Veintiocho? Pregunta en las encuestas.
Se abre mi apetito ejercitando.

La guayaba es una fruta tropical, deliciosa y dulce. También tiene otras acepciones en el diccionario, así que los animo a buscarla.

Lu